Un masaje con aceite de coco en el Majestic Hotel & Spa gracias a ZICO

El pasado mes, gracias a ZICO, pude vivir lo que llamé “mi momento tropical”: me preparé una buena ensalada que me recordaba al trópico y la acompañé con un cóctel suave de agua de coco ZICO decorado con azúcar moreno.

Gracias a ZICO pude disfrutar de mi momento y COMPARTIRLO con vosotros, porque sorteé un masaje terapéutico tropical en el precioso Majestic Hotel & Spa de Barcelona.

La ganadora del sorteo de ZICO fue Mònica Cariteu, lectora del blog, y fuimos las dos al Hotel Majestic para que nos mimaran en su spa y recibir un merecido masaje.

Las chicas fueron adorables, nos trataron genial y nada más llegar nos ofrecieron ZICO fresquito a las dos:

Luego nos pasaron a sendas salas de masajes con todo listo para nuestro momento de relax y empezaron a prepararnos para el masaje relajante con aceite de coco.

Como sabréis, a mí personalmente el coco no me apasiona porque suele tener un sabor y un olor muy fuertes… Pero en el spa, las chicas me explicaron que como saben que hay muchas personas sensibles al olor, el aroma del aceite de coco que utilizan es muy suave. Me recordó un poco a ZICO que, pese a que es agua de coco, no tiene un olor o sabor fuerte, es fresca y se puede combinar. Me gustó mucho la idea de que el olor estuviera matizado :)

Mi sala era la mar de acogedora
Mi sala era la mar de acogedora

Por su parte, Mònica, cuando pudo reaccionar tras el relajante masaje (jeje) me comentó que le encantó el aceite de coco porque hidrataba mucho pero sin ser pringoso.

Nada más llegar ya fue toda una experiencia al recibirnos con ZICO fresquito e irnos relajando… Además, mientras esperábamos, observábamos Barcelona desde el ventanal y fue un momentazo. Una vez entramos, empezó la experiencia y he de decir que fue ¡el mejor masaje de mi vida!

Además le pregunté cuál es su ZICO preferido:

Salimos muy relajadas y para hidratarnos volvieron a darnos agua de coco, esa segunda vez escogí la de mango y me quedo con esa, ¡es mi preferida! ¡La verdad es que fue una experiencia para repetir sin duda!

Al acabar nos regalaron unos bombones de Oriol Balaguer (una chocolatería bercelonesa riquísima).

Luego nos fuimos a comer algo ligero y pasear un rato por el centro de Barcelona para charlar un poco más, bueno, ¡en realidad es que durante el masaje no habíamos hablado, claro!

Fue un planazo y quiero dar las gracias al Majestic Hotel & Spa, a las chicas y, por supuesto, a ZICO por hacernos disfrutar de una manera tan sana, relajante y, a la vez, llena de energía.

:D

Dejar un comentario