R de Responsabilidad

Cuando estás en casa con los papis, no te das cuenta del esfuerzo que supone el hecho sencillo de estar.

¡Cuidado! Esto no significa que no lo sepa, que no lo haya visto mil veces, que no lo haya vivido, que no haya colaborado en casa… Creo que he sido (soy) una buena hija: a veces buenérrima y a veces no tanto, pero la media sale positiva (padres, quiero feedback aquí :razz: ).

Éste no es el tema. A lo que me refiero es que ahora estoy sola. Sola.

Tengo un trabajo genial (al que a veces le dedico demasiado tiempo pero por puro gozo) y tengo una pasión innata por aprender que, he de confesar, al final me trae problemas, puesto que mi cabeza hierve.

Estoy estudiando, a la vez que trabajo, Asia Oriental en la UOC y, claro está, he de hacer tareas domésticas, relajarme, hablar con mi gente, entretenerme, dibujar, twittear, escribir en el blog, hacer trabajos, estudiar japonés, repasar mi italiano, crear nuevos diseños para mi web, hacer fotos y retocar algunas pasadas para crear álbumes que prometí…

Estas semanas he ido juntando mucho estrés, he engordado, me he puesto a dieta, he tenido una menstruación horrorosa, he tenido fiebre, he tenido un humor insoportable y me ha faltado tiempo para todo. Lo peor es que lo sufren las personas que no han de sufrirlo… aunque lo realmente grave es que parece que no quiera salir de ahí. :cry: Con lo cual me siento peor, porque no me gusta estar en esta situación.

No sé, no necesito contarle una vez más a otra nueva persona por qué estoy mal, porque realmente no es por nada y es por todo a la vez… Lo más triste es que me defraudo a mí misma porque me exijo muchas cosas a las que no llego y no me doy cuenta. Sacrifico mi salud, mi humor (salud mental al fin y al cabo) y también la de la gente a mi alrededor… ¡Ah! Y se me había olvidado decir que soy una tozuda.

Me da miedo dejar de hacer cosas porque siento que si no las hago ya no voy a volver poder hacerlas nunca más, como si pasaran trenes… Pero es que quiero hacer tanto… Soy tan inquieta que si no hago algo de lo que creo que he de hacer, me frustro. >_< Ahora tengo ganas de llorar, de sentarme a ver pasar el tiempo, de estar en medio de un bosque, escuchando sus sonidos y recibiendo una brisa cálida que meciera los árboles... Pero no, porque es tiempo que pierdo en hacer loquesea. ¿Véis? A eso me refiero.

Creo que lo más importante es cambiar mi actitud y estoy empezando a hacerlo: de hecho hoy he salido a buena hora del trabajo y he ido a correr durante 25 minutos. ¡Ah! Y también he sonreído.

Quiero volver a ser yo. Pero es que no sé cómo hacerlo y tampoco me podéis ayudar.

Sólo quiero volver a ser yo.

Gracias por leerme.

  • responder Willy ,

    Pues nada, si podemos ayudar… bien… Y si no podemos, aquí estaremos cuando decidas “volver” :)

    • responder Linkita ,

      A mi me pasa lo mismo, pero al final la vida es el camino, no el final (todos sabemos como acaba). Así que intenta disfrutar del camino como mejor puedas, prioriza tu vida.

      Mucho ánimo Coco :smile:

      • responder llunai ,

        Responsabilidad es una palabra muy grande, pero a veces hay que ser un poco irresponsable :razz:
        Si algún día te sientes agobiada, te animo a que te pierdas por Montjuic, las veces que la he visitado me ha encantado ;-)

        Y pienso, que en este caso, los que te rodean si que te pueden ayudar a volver a ser tu ^^

        Un besete!

        • responder Madame Tafetan ,

          Mira que me suena lo que te ocurre :) Excepto en lo de vivir sola, no paro de hacer cosas y ahora que estoy en el paro peor porque decidí darme unos meses para hacer un montón de cosas que trabajando me resultaban imposibles. Y me encuentro en ocasiones con que no tengo ni un minuto, estoy cansada, le gruño a la gente y me dicen que deje de hacer algo y yo, que no, que ahora o nunca.
          Yo creo que es una cuestión de tiempo: lo que tardas en hacerte a ese frenesí y llega un momento en que dices “voy a sonreir” porque me gusta todo esto. Y ya un día lo haces y todo va mejor

          • responder zahaGc ,

            Me atrevo a decir que conozco perfectamente ese sentimiento de no sentirse uno mismo. Creo que lo importante es poder reconocerlo y en pequeñas acciones diarias buscar siempre eso que nos haga sonreir, que sintamos un pequeño deja-vu con el “yo” de siempre :smile:.

            Aunque desde muy lejos te envío buenas vibras para que esa sensación no sea mas que un recuerdo :thumbsup:. ¡Ánimos :grin: !

            • responder Anna ,

              Un respiro y una sonrisa hacen mucho más de lo que parece :smile:

              • responder Bye Bye Ego ,

                Un libro que ayuda a ver el otro lado del tiempo :|

                • responder Manuls@gmail.com ,

                  Hay una canción en el episodio musical de Buffy (mira que friki soy xD) en la que Spike, el vampiro engominado rubio, le dice a Buffy: “Life is just this, it’s living. (La vida es solo esto, es vivirla).

                  Pues eso es lo que tienes que hacer, vivirla, no pensar en lo que puedes o no puedes hacer, en lo que tienes o no tienes que hacer. Si lo piensas demasiado al final acabas agobiada… hay que ir poco a poco, organizándose y con la mentalidad de que todo se puede hacer (porque se puede)

                  Y yo estoy seguro que tú puedes hacer todo lo que te propongas ;-)

                  • responder carlosSR38 ,

                    La mejor forma de volver a ser tu es rodeándote de las personas que te quieren de verdad y te conocen, porque ellos saben lo que necesitas en todo momento.
                    Te lo recomiendo por propia experiencia, también pase un bache como el tuyo.

                    A mi también me encanta <3 Japón, ya nos veremos algún día por ahí.

                    • responder zordor ,

                      Ánimo! creo que la etapa por la que pasas es una etapa muy normal. Yo creo que es la transición a la vida adulta y activa (tuve una asignatura en el instituto que se llamana así ;) )

                      La cuestión es que hasta ahora te has visto arropada por tu familia, vivir en tu casa y demás. Ahora tienes que volar sola y eso es genial, pero al principio da un poco de vertigo, pero a todo se acostumbra uno y luego echarás de menos esa sensación de vértigo, la cuestión es no conformarnos.

                      Yo soy muy parecido a ti (creo, si te he entendido y me he entiendo bien a mi mismo…) en cuanto a eso de querer hacer de todo. También tengo una curiosidad infinita que hace que tengas hobbies infinitos. Aunque esto suponga un problema opino que es mucho mejor que la gente que no tiene hobbies, que parece no disfrutar con nada, que no busca ni espera nada en la vida y por tanto eso es lo que recibe, nada.

                      La vida poco a poco me ha ido invitando a serenarme, no te saco muchos años, tan solo un par pero si llevo algunos años más independizado y por tanto quizá creo que esta vida te obliga a crecer más deprisa.

                      Sigo aprendiendo cada día, pero creo que el camino de lo que aprendo es a decidir que cosas quiero hacer y medir mis fuerzas y saber lo que puedo y lo que no puedo hacer, no es malo forzarse de vez en cuando e ir una marcha por encima de lo que podemos (o de lo que pensábamos que podíamos) de esta forma se crece, siempre es así. Lo malo es querer abarcar demasiado, la típica cita de quien mucho abarca poco aprieta es típica porque es completamente cierta!

                      Si estamos en una estación y hay muchos trenes a punto de salir y los queremos coger todos es posible que al final nos quedemos en tierra sin coger ninguno. Es mejor sentarse un minuto a pensar, ver cuales son los sitios a donde más quieres ir y si puedes enlazar estos destinos de esta forma. Al final de esta forma no habrás visto todo lo que querías, pero habrás visto mucho. Por tanto más que hacer las cosas a mi me funciona crearme un camino para hacerlas e intentar seguirlo para cumplir mis sueños.

                      Ojo! esto tiene un problema en el que caigo constantemente, estos pasos en muchas ocasiones llevan a un destino mejor o al menos uno posterior. Volviéndo a la metáfora de los trenes y los viajes, si quieres ir a Japón, pero también quieres ver China, Rusia y Alemania es posible que te plantes un viaje en tren que pase por todos estos puntos. Es genial, un viaje alucinante! pero a veces te descubres en Rusia deseando llegar a Japón y debes darte cuenta que Rusia también era un lugar que querías ver, el viaje también es divertido, el viaje para llegar a tus metas, de hecho una vez que llegas casi te das cuenta de que el viaje es lo mejor.

                      Por tanto te mando todos los ánimos del mundo, eres una mujer increíble y a la que admiro mucho por las cosas que haces, estando de bajón solo consigues retrasar el viaje a tus sueños! espabila y hazlos realidad!

                      (Perdón por la super chapa :S )

                      • responder PEPE ,

                        Esta eres tú también, la Eli niña, la Cocó, la que se divierte, la que se agobia, la comprometida, la que reflexiona, la orientalófila, la tecnológica, la sofisticada, la que se enfada, la que menstrua, la que descubre una nueva vída, la que se apasiona…

                        Hemos de vivir con todas nuestras identidades y ademas. la vida es el viaje, así que si perdemos un tren, cogemos otro, a lo mejor en el nuevo nos enriquecemos infinitamente mas que en el perdido.

                        Decidir, optar, siempre es rechazar algo y afortunadamente en este mundo, ni el mas sabio sabe cual es el final de los caminos.

                        Ademas, cuentas con todos nosotros.

                        • responder Dani ,

                          Tu SI q vales Elisa! :razz:
                          Smuak,
                          Dani

                          • responder carballo ,

                            ¿Es aquí donde apunta unoo al carro de hacer demasiadas (bueno, demasiadas no, pero muchas si) cosas al mismo tiempo y al final estar todo el día sin parar? Ok, añademe a la lista :grin: Tú al menos has encontrado un rato para irte a correr y escribir en el blog :cry: Yo veré si hoy, entre la lavadora, el mercadona, limpiar, contestar mails importantes y socializar en casa, me da tiempo de escribir :grin:

                            Animate!

                            • responder Sal ,

                              A mi me pasa lo mismo, y también pienso que lo mas importante es salir a una hora prudente del trabajo , sino es imposible hacerlo todo.
                              Mucha suerte.

                              • responder Kialaya ,

                                Mucha más gente de la que te crees nos sentimos así en un momento dado de nuestra vida. Y lo bueno es que te has dado cuenta de ello, de que no puedes estar así y has empezado a dar pasos para cambiarlo, de ahí sólo puedes mejorar en serio, así que no te agobies tanto, ya verás cómo mejoran las cosas paulatinamente. Piensa que por muchas cosas que quieras hacer, los días sólo tienen 24 horas y en esas horas también es muy importante tener tiempo para relajarse, divertirse, ver a los amigos, etc Eso te da paz mental que luego puedes aprovechar al máximo en el trabajo, los estudios y los hobbies. :grin: Hasta es importante tener momentos de “no hacer nada”. Y vamos, que sé lo que me digo, que cogí una racha de “workaholic” que me sentó muy mal. :sick:

                                • responder Mariona ,

                                  ¡Hola niña! siento no haber escrito antes, estoy absorvida con la tesis. Tus amigos te han dado muy buenos consejos desde el sentido común, a mí me gustaría hacerlo desde la filosofía, ya sabes que quiero pensar que sirve para algo…

                                  Aristóteles dice que el hombre es todas las cosas. ¿Por qué? Porque somos esencialmente indeterminados. Un perro es un perro, y hará cosas de perro. Un gato, también. Y así el resto de animales. Sin embargo, las personas sólo tenemos determinadas dos capacidades, que los animales no tienen: la capacidad de pensar, y la capacidad de querer (me refiero a la voluntad, no al amor). Esas capacidades nos hacen ser conscientes del mundo, en ese sentido, “ser” el mundo. No estamos determinados a ser nada, más que conocer y querer. A lo largo de nuestra vida vamos determinándonos a nosotros mismos, en cuanto que elegimos libremente aquello a lo que queremos dedicarnos. Y podemos elegirlo porque tenemos capacidad de conocerlo, y porque previamente no éramos nada, sólo pura potencialidad. Obviamente, sólo al principio puede decirse que podemos ser cualquier cosa: publicitario, ama de casa, presidente del gobierno, músico…A base de diferentes elecciones, nos vamos determinando. En ese sentido dice Kierkegaard “yo me elijo a mí mismo”. Al estudiar publicidad, te elegiste como publicitaria. Al ir a Barna, te elegiste como trabajadora de Bloguzz, y así con todo. Aunque sea de modo inconsciente, tenemos presente cómo influyen las decisiones que tomamos en la persona que vamos siendo. Por eso a veces tratamos de hacer tantas cosas a la vez, porque nos da miedo dejar de ser todas las cosas que podríamos…Nos dan miedo las elecciones que rechazamos, por miedo a equivocarnos. Pero no hemos de tenerlo, elegir es inevitable, es preferible a quedarse en mera potencialidad. Por eso nuestras decisiones son tan relevantes, y se puede decir “llega a ser quién eres”. A veces el llegar a ser quién uno siente que debe ser implica esfuerzo y renuncia, además de sentir que todavía no somos quienes somos, por eso esa sensación de “no estoy siendo yo misma”. Pero es normal, asusta. Cuando entra este miedo, lo que hay que pensar es que aquello que hemos elegido tiene valor, no sólo en sí mismo, sino por todas las posibilidades que hemos dejado atrás en nuestra elección. De esa manera, hacemos “nuestra” la profesión, la pareja, los amigos…Podían haber sido otros, pero elegimos esos, y por lo que significa la elección cobra valor para nosotros, y decimos que ha merecido la pena. Espero no haberte aburrido. Un besote enorme!

                                  Dejar un comentario