Poner nombres

Lo de poner nombres es algo extraño. :neutral:

Por una parte está lo de inventar palabras o estudiar la etimología, la raíz, el origen… Bien. Es divertido, entretenido, fascinante. :)

Pero yo no me refiero exactamente a eso. Me refiero a la manía que tenemos los humanos de nominar cualquier cosa, sentimiento, acción o circunstancia.
¿¿No puede, esa cosa, sentimiento, acción o circunstancia, sencillamente “ser“?? Y ya está, ser, sin más, sin ponerle un nombre que prejuzgue y perjudique, que nombre, designe, estereotipe, marque, señale, incluya o excluya.

Solía tener una amiga. Esa amiga, que ya no es tal, me dijo un día una cosa que, desgraciadamente, se me quedó marcada para siempre: “Entonces (esas personas de las que hablábamos), son homosexuales”. :surprised: No dije nada. Pero es que mi cabeza empezó a ser un tetris caótico, de esos de nivel 50 donde no puedes ni parpadear. Pero no porque tenga algún tipo de fobia. Sino porque había vivido 24 años (entonces tenía 24) sin etiquetar a nadie. Vivía al margen totalmente. Y tuvo que venir alguien a decirme en qué cajón había que meter a aquella gente. :confused:

¿POR QUÉ?

Me pareció grosero, irreverente, irrespetuoso. Meterse en mi cabeza y obligarme a cambiar mis esquemas y mi educación. Os parecerá que era una niña/chica/mujer simple, tonta o que venía de otro mundo… Vale, tal vez lo último case mejor, debo venir de otro mundo. Porque a mí ninguno de mis educadores (padres, familia, maestros, profesores… -dejemos de lado a los medios, por favor-), me dijo jamás “Fulanita es lesbiana y se acuesta con mujeres“. ¡Venga, hombre, por favor!

Nadie me obligó, ni me forzó, a inventarme una nueva carpeta en mi sistema donde meter a la gente. Nadie me obligó a etiquetar hasta aquél día. Y para mí fue un shock. Entendedme. No porque me diera cuenta de que efectivamente eran homosexuales. ¡En absoluto! Sino porque no tenía carpeta. Se me creó sola, sin pedirme permiso de creación, sin necesitarla, ni quererla. E hice un esfuerzo increíble para borrarla y seguir como hasta entonces, como había estado durante 24 años de mi vida, mi vida entera.

Yo no necesito saber si eres homosexual, bisexual, heterosexual, negro, blanco, rojo o amarillo. No me interesa. Ni quiero saberlo. Menuda vergüenza. A mí me interesas como persona. Como Ser. A quién quieres. Por quién te preocupas. Cuál es tu origen, tu historia, tus motivaciones, tus sueños, tus inquietudes, tu vida. Qué piensas, qué opinas o qué sientes.

No sé, siquiera, si me estoy explicando o si estoy transmitiendo justo lo que está en mi cabeza. Pero sí sé que por etiquetar, mucha gente ha muerto, ha sufrido y no ha tenido ni tiene los mismos derechos y libertades de las que yo gozo.

Mi madre me habló el otro día de un anuncio, elucubraba con mi padre sobre él y yo no les podía dar una solución porque aún no lo había visto. “Mi amiga Nerea“, se llama, de Mercedes. Después de verlo tengo respuesta. Está bien porque les respondo a ellos acerca del spot y me reafirmo en lo que siento/pienso sobre lo que os he contado antes.

Me sentí como el niño protagonista. ¿A mí qué más me da si mi amiga Nerea es negra?
Yo sólo sé que Nerea es mi amiga.

  • responder Linkita ,

    Muy bien dicho :smile: . Genial el post estoy muy de acuerdo contigo. Todos deberíamos ser como ese niño.

    Saludos.

    • responder Germán ,

      La verdad es que tienes toda la razón (y se entiende perfectamente) pero por desgracia es así.

      El anuncio me ha puesto los pelos de punta. Menuda lección da el niño.

      • responder Fi2 ,

        Siempre he pensado como tú… donde yo vivo siempre hemos tenido bastantes problemas con las razas, hemos crecido sabiendo que eramos diferentes cada día del niño que teniamos sentado a nuestro lado.
        Pero yo nunca he querido verlo asi.

        Que más da qué seamos y cómo seamos, verdad?

        Este anuncio me encantó desde la primera vez que lo vi en la tele.

        Un besito guapa!!

        • responder Treiral ,

          Con lo bello que es el mosaico cultural, con todas las clases distintas de personas, todas las formas distintas de ser, y tu quieres reducirlo todo a una masa gris e indolente que nisiquiera etiquetas como personas, mezclandolas posiblemente con lo que el resto llamamos plantas, animales y minerales. ¿Por que? ¿POR QUEE? :mad: :mad: :mad:

          :sad:

          • responder coco ,

            @Treiral Me temo que no has entendido nada en absoluto. Relee, tal vez veas palabras que antes te saltaste porque no digo nada en contra de la riqueza planetaria.

            • responder carballo ,

              Ya había visto ese anuncio, y el niño aún sin saber lo que dice, da una buena lección de moral.
              Por cierto, yo también tuve un momento de “Ese es gay” en el que se me reordenó todo en la cabeza :D

              • responder Fanmakimaki ファンマキマキ ,

                Tampoco creo que sea malo poner adjetivos a las personas, cosas o lo que sea. No es malo eso, lo malo es cuando pones un adjetivo para insultar, menospreciar o atacar a algo o a alguien. Si la información que das es simplemente eso, información, no puede hacer daño. Yo tengo amigos negros, que son negros, y que si tengo que describirlos diré que son negros, igual que puedo decir de mi que soy mediterráneo.

                • responder coco ,

                  Desde luego Fanma, y de hecho pienso como tú, como ves no oculto que son homosexuales. No uso eufemismos ni nada del estilo. Mis amigos negros son negros, es evidente. Y también sé que según la psicología de la influencia los estereotipos nos enseñan a ir por delante (hay todo un estudio sobre ellos muy interesante). No escondo la realidad. Pero la vivo de otra manera, al menos me han educado así, en la “normalidad” que era que dos personas estuvieran juntas, no que “como ellos son gays están juntos”.

                  • responder Mariona ,

                    Hola guapa:
                    ¿Qué tal? Me ha gustado tu post, aunque creo que hay muchas matizaciones. Por ejemplo, los niños no son paradigma. Todos ponemos “etiquetas”, más que nada porque es como funcionamos. Otra cosa es cómo nos veamos influidos por ellas. Pero es completamente inevitable este fenómeno. ¿Por qué? Porque las personas son esencialmente simbólicas, hasta el punto de que se ha comprobado de que sin lenguaje no hay pensamiento. Es decir, en estudios con niños “lobo”, q nunca tuvieron la oportunidad de desarrollar su capacidad de lenguaje, no pudieron desarrollar la capacidad de pensamiento de las personas “normales”, siendo como mucho los simios inteligentes que podemos ver en documentales. Es un tema muy tratado en filosofía del lenguaje. Es un misterio que sin lenguaje no haya pensamiento. Hay muy pocas cosas que podamos “pensar” sin lenguaje. Haz la prueba y verás. Otro tema es que las “etiquetas” o “símbolos” que usamos condicionen esquemas conceptuales más amplios. Puedes pensar de alguien que es “negro”, pero además pensar mil cosas más, una cosa no quita la otra. No se si me explico…Por ejemplo, yo se de tí que eres “blanca”, pero para nada significa que piense que lo que te define sea eso, más bien pienso que es algo accidental. Muchas veces significa sólo una herramienta práctica para hacer más sencilla la comunicación. Pero bueno, en realidad es un tema muy muy amplio…Son temas de semiótica y de filosofía del lenguaje, teorías de la significación. A veces parecen un maldito rompecabezas,pero realmente es interesante.

                    Un besote!

                    PD:quisiera poner un contraejemplo al anuncio. Cuando yo comencé la guardería me hice super amiga de una niña que era super morenita. Y recuerdo q me refería a ella como “carolina la negra”, y no quería connotar nada con ello (de hecho no creo que supiera mucho de razas humanas). Era sólo una forma práctica de referirme a ella de modo que los demás entendieran rápidamente a quién me refería. Para nada implicaba nada más, ni que fuera lo más importante que pensaba de ella. El anuncio me ha hecho recordar eso, q ya tenía más q olvidado: hace más de 21 años de ello!

                    • responder Aura ,

                      Entiendo perfectamente y estoy de acuerdo con cada una de las palabras de tu post.
                      No se trata de eufemismos, se trata de la no necesidad de hacer distinciones por características que deberían carecer de importancia.
                      No se trata de negar la evidencia, sino de no meter en sacos diferentes a cada “tipo” de persona según su tendencia sexual, si es gordo, flaco, alto o bajo.
                      Es mucho más que todo eso y muchísimo más de lo que algunos pueden asimilar.
                      Me alegro de que escribas cosas así. Me alegro muchísimo.
                      Un besito niña.

                      • responder coco ,

                        Ral!! :D A ti qué te voy a decir, hija, si eres más lista que tó :cool: No, en serio. Por supuesto que tienes razón. Es lo que decía en mi anterior comentario a Fanma, con el que también estoy de acuerdo. :thumbsup:

                        Como seres humanos usamos los atajos mentales para referirnos al resto de la gente. Yo misma los uso. ¡Todo los usamos! Nos ayudan a situar y referenciar. Igual que los estereotipos, nos crean una manera corta y veloz de poder asociar personas a ideas y a sus conjuntos y, por supuesto, a un contexto. Luego podemos estar equivocados, claro (de eso las dos sabemos eh? :P ).

                        Precisamente esa no es la parte a la que me refiero. Seguramente hubiera requerido por mi parte una especificación del momento y de la manera que tuvo de decirlo aquella persona. De todas formas, a lo que me refiero no es sólo al encasillamiento traumático que suponen ciertos apelativos y la manera de decirlos, sino también al hecho de que a mí no se me enseñó eso de “esta persona es gay”. No. Lo viví de otra manera. Simplemente era (sigue siendo, claro) una persona más de mi contexto. Y me daba igual lo que hiciera. Y por eso fue para mí un sobresalto que me dijeran (de malos modos, además) qué etiqueta ponerle. Eso es todo.

                        Seguramente debería haber explicitado un poco más, pero era una mera reflexión… Y el spot.. el spot es que dio la casualidad que pasaba por ahí.

                        Lo que pasa es que es un post demasiado romántico :)

                        • responder coco ,

                          Y por cierto, me encanta que se argumente y hable sobre el tema del post porque, vamos, para eso está hecho, para invitar a la reflexión aunque sea una reflexión propia lo que lo motive :wink:

                          • responder Mariona ,

                            Hola de nuevoooo:

                            jeje, me has recordado la manera en que nos conocimos, ya la tenía olvidada! qué gracioso, jaja.

                            Estoy de acuerdo contigo en lo que dices. Aunque fíjate que escribes “no me enseñaron así”. Porque sí, aunque no se quiera, siempre se está aprendiendo y enseñando, y eso implica también una categorización, sea cuál sea. Es inevitable, no podemos zafarnos de ello. Todo lo que usamos para denotar inevitablemente acaba connotando en la mente del receptor, por más que éste y el emisor quieran evitarlo. Pero eso no es malo, no somos máquinas que procesan información. Siempre y cuando no caigamos en las trampas de las que hablas, todo ok.

                            Besotes niña!

                            • responder Treiral ,

                              Claro que lo entendí, te has explicado maravillosamente, pero quizás no me entendiste tú a mi, seguramente por mi forma de exagerar lo que pienso.
                              Lo que quería decir es que si no somos capaces de poner etiquetas entonces no somos capaces de distinguir y diferenciar, es cosa de lo que ha dicho mariona sobre el pensamiento humano basado en simbolos, y finalmente no somos capaces de ver lo bueno que es ver lo distinto que somos.

                              • responder coco ,

                                Treiral disculpa, pues, mis modales, fui demasiado impulsiva :angry:

                                De todas maneras es que me da a mí en la nariz que todos los que hemos comentado pensamos de la misma manera diciendo cosas distintas, matices y aportanciones :wink:

                                Pero no es eso sólo, sino que los que habéis dado vuestra opinión aquí sois (somos, me incluyo) capaces de diferenciar totalmente las maneras y modo, lo exquisito del vocabulario que usamos, la complejidad de nuestro pensamiento y sus herramientas para no gastar tanta energía y la gran riqueza que nos aporta ser diferentes, reconocerlo y que los demás lo valoren. No ser una masa ingente. :)

                                ¡Un saludo!

                                • responder fher ,

                                  dejo pasar un par de días y me encuentro esta discusión :confused:

                                  Me encantó el post en su momento aunque no te lo pude decir, está genial escrito y pienso muy conforme explicas. Claro que se puede etiquetar, en parte es nuestra naturaleza, pero a veces esas etiquetas nos hacen comportarnos de otra forma, es inevitable, lo hacemos inconscientes. A ver no me he leído todos los comentarios porque no tengo tiempo, pero quería daros mi opinión :)

                                  Ahora, también quiero decir que el anuncio no me gusta nada. No me gusta nada como anuncio. La idea del niño está muy bien y tal, pero no me dice nada. siempre que lo veo por la tele pienso lo mismo… Me fijo mucho en los anuncios y este A MÍ (no digo que sea malo) no ha conseguido transmitirme mucho… me quedo con el de Coca Cola que consigue que llore cada vez que lo veo en la tele :)

                                  Aún así, quiero repetirte que el post me ha encantado, es una muy buena reflexión :)

                                  • responder Treiral ,

                                    @fher A mi tampoco me gusta el anuncio pero con la tontería han conseguido que lo vean miles de personas y se discuta sobre ello XDDD

                                    • responder David ,

                                      Estoy plenamente de acuerdo contigo.

                                      De todas formas, creo que lo de etiquetar, clasificar, nombrar, etc. a las cosas es algo inherente en el lenguaje, algo necesario para entender el mundo que nos rodea.

                                      Ahora bien, llevado a ese punto de que a partir de unas “directrices de etiquetación” se clasifique a la gente antes de analizarla no estoy de acuerdo, aunque reconozco que es una herramienta rápida y a menudo eficaz (depende de la versión del software de las directrices :D Si es una alpha 0.1 se colgará a menudo :grin: ).

                                      Además, creo que hay muchas formas de hablar de algo antes de aplicar una etiqueta; las palabras tienen matices y los matices conllevan divergencia de interpretaciones, lo que hace que en ocasiones una etiqueta sea completamente ineficaz, o simplemente inútil o innecesaria: Yo sólo sé que Nerea es mi amiga. ¿Qué más dá que Nerea sea negra? ¿Acaso es útil, es acaso relevante saber que Nerea es negra?

                                      Supongo que para algunos sí, y para otros no… Y creo que es en el momento en que SÍ nos importa es porque esa etiqueta choca con nuestra forma de pensar, a veces provocando aversión y convirtiendo esa etiqueta en un insulto. :cry:

                                      No, si al final has conseguido hacerme pensar! :razz:

                                      • responder JULIA ,

                                        Me ha encantado tu post! :thumbsup: totalmente de acuerdo contigo! y sí que has sabido expresarlo muy bien, o yo al menos sí te he entendido, porque me siento muy identificada…
                                        Me paso la vida diciendo, sobre todo en relación al género, que da igual que seas hombre o mujer, lo importante es la persona! :cool:
                                        Ejemplo práctico: soy mujer y odio las tareas del hogar y adoro el fútbol, la fórmula 1 y muchachada nui :wink:
                                        Sin embargo, últimamente los chicos que conozco a ninguno les gusta el fútbol :grin:

                                        Dejar un comentario