Everybody, POP!

A estas alturas ya todos conocemos el concepto de espacios pop-up o pop a secas: locales que nacen y mueren en un corto espacio de tiempo con un fin determinado. Suelen ser tiendas de diferentes tipos o restaurantes, pero en realidad la cosa ya existía a nuestro alrededor en otro tipo de ámbitos, aunque no le llamáramos así.

¿Qué me decís de los cines de verano? ¿Y esos libros tan bonitos que teníamos de pequeños en los que aparecía el paisaje en 3D y que desaparecía al pasar la página?

Al fin y al cabo todo empieza con un propósito, y todo acaba, por eso hasta las cosas más pequeñas se han de disfrutar porque quizá ya no vuelvan a suceder más. Quizá no, seguro. Porque si vuelven a suceder, lo harán de otra manera diferente.

Pop

A principios de marzo llegó a Barcelona el restaurante We-Pop!, una conjunción de buenrollismo español y comida americana en pleno Passeig de Gràcia. Primero tenéis que encontrarlo: está ubicado en The Secret Room, un lugar que, de día, es una peluquería… y cuando cierra, algo más. Luego reservar: toda la info la encontraréis en su página de Facebook, enviáis un mail y pedís sitio o bien para el jueves, viernes o sábado por la noche o para el brunch del domingo (cuando nosotros fuimos). Y ya: tachán, podéis empezar a salivar. Porque esto es lo que os vais a encontrar:

Esto, y un ambiente genial, en el que un DJ anima la noche o relaja el domingo. Los equipos de Good2b y The New Black, junto a la marca de comida CreOlé, se han unido para hacer este mes un poco más americano y distendido, que mal rollo ya hay por el mundo, así que id y dejáoslo fuera. :)

△▽△

Como una pompa de jabón con todos sus colores, Planet Palmer aterrizó en una hoja de palmera y se quedó posada durante 3 días en Espaciovalverde, en Madrid.

La marca de ropa, la primera creada por Brianda Fitz-James Stuart, Ana Rodríguez e Isabel Fernández de Castro, está basada en estampados preciosos que diseñan Ana y Brianda. Si no os atrapan estas prendas, merecéis escribir 100 veces en una libreta las tablas de mutiplicar. De memoria.

“Si la chica Planet Palmer se encuentra con su ídolo, le mira en la distancia y prefiere seguir siendo una mitómana incurable”. Pues eso me pasa con esta chica.

Yo, que siento una pequeña devoción por las cosas bonitas, también sentí no poder hacer chás con los dedos y plantarme en la capital para ver su pop-up store el 15 de marzo. Mientras, utilizo los dedos para cruzarlos y, esperando que vengan a Barcelona, me paseo por su tienda online.

△▽△

Dicen que las cosas efímeras no duran para siempre, entonces ¿cómo puede ser algo Efímero Forever? Pues eso, solo dicen, porque cuando las cosas están hechas con amor, duran para siempre. Aunque sean tan transitorias como la vida de una flor o los dibujos en un cristal.

Efímero es una marca con fecha escrita de fallecimiento: nace en 2013 y morirá en 2017. En diciembre nos presentaron la primera colección de camisetas de edición limitada para coleccionistas de arte: 12 artistas de alrededor del mundo interpretaron el concepto ‘Nacimiento’.

Allí pude conocer a Caroline Selmes (la que veis en la foto dibujando), que me enamoró, y entendí que algo efímero tiene el tiempo de caducidad que tú quieras darle. Durante un mes estuvo la pop-up store en Bulevard Rosa abierta, pero hasta 2017 tienen tiempo para sorprendernos con el resto de colecciones.

Por este vídeo de Cup of Couple ando tomando fotos cuando todavía era pelirroja *sigh*:

△▽△

Ya veis, la vida son dos días. ¿Cuánto queréis que duren?

Os dejo con esta canción de Tropics: “Popup Cinema”.

¡Ah! Y las pompas de chicle explotan. Believe me.

Dejar un comentario